Yo Busco a Roy: la lucha por los desaparecidos de México

Vamos rumbo al VIPS de Morelos Leticia Hidalgo (mamá de Roy Rivera Hidalgo) y la reportera. Es uno de los lugares en el que hasta hace poco se llevaban a cabo las juntas de la recién integrada agrupación Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (FUNDENL), un brazo de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México, organización nacional, que pronto contará con un espacio propio cerca de la colonia Roma.

 

Cordelia Rizzo

 

 

Charlamos sobre la conmemoración, el 11 de enero, de 2 años del secuestro de Roy

.

FUNDENL surge de la necesidad de encontrar alternativas de acompañamiento, búsqueda y voz pública para familiares de víctimas de desaparición forzada. Los desaparecidos en el país –según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía– suman cerca de 300 mil.

 

Letty Hidalgo vio trastocada su vida y la de su familia cuando un comando de 20 personas que portaban chalecos con la leyenda “Policía de Escobedo”, los sometieron y amagaron a ella y a sus dos hijos: Roy y Ricardo (Richi) Rivera Hidalgo, en su casa en San Nicolás de los Garza. Se llevaron joyas, computadoras, dinero, teléfonos celulares, dos camionetas, y le arrebataron a Roy. Hablaron pidiendo rescate durante 2 días cada 2 horas, pero de poco sirvió el esfuerzo por pagarlo, porque Roy permanece desaparecido. “Nunca pensé que serían 2 años, siento mucha tristeza por no encontrar a mi niño aún…, ni vivo ni muerto”.

 

La tragedia nacional de las desapariciones forzadas ha convertido a familiares de víctimas en maestros de investigación de los agentes del ministerio público, inclusive, de las unidades antisecuestros. Letty me dice que una de las grandes faltas es no hacer un cruce de datos de los casos de desaparición existentes.

 

 

Seguir protocolos y mecanismos de búsqueda es un requisito para realmente mostrar que les interesa encontrar a los desaparecidos, “Que realmente crean importante la vida de una persona para que sea buscable”, resume.

 

Desde hace 2 años, la maestra de preparatoria –quien se jubiló para dedicarse tiempo completo a indagar sobre la desaparición de su hijo– ha ido perfilando su búsqueda hacia lo que ha devenido en una necesidad colectiva de justicia y acciones por la paz.

 

“Si realmente quisieran encontrar a un desaparecido tendrían protocolos o mecanismos de búsqueda, pero como su idea no es encontrar al desaparecido, no tienen dichos mecanismos, y como no tienen dichos mecanismos de búsqueda, no tienen idea…” De cierta manera la víctimas están evidenciando que el trabajo de las policías está orientado más hacia la captura de los perpetradores; la reparación del daño y el respeto a la dignidad de los desaparecidos y sus familias es un asunto que no se aborda.

 

Sobre los aprendizajes, tras 2 años de actividad constante, comenta: “He aprendido a no caminar sola, a que en grupo se siente menos el miedo, como decía don Nepo” [del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad].

 

De igual manera el trabajo de Letty Hidalgo ha sido motor de la unión de personas que muestran su solidaridad a los familiares de personas desaparecidas y apuestan por apuntalar su causa.

 

FUNDENL es pilar del movimiento nacional Bordando por la Paz, logrando una hazaña de creación de redes de apoyo a nivel nacional e internacional por medio de la actividad de bordar pañuelos con las historias de los desaparecidos, muertos y demás víctimas de la mal encarada “guerra” contra el narco en las plazas públicas del país y varios lugares del extranjero.

 

La historia de Roy es ya conocida por muchos, gracias a la cobertura mediática que ha merecido su caso y a las redes de colaboración que ha procurado su madre. Durante los días previos al 11 de enero se han difundido su fotografía y diversas expresiones de solidaridad ampliamente, gracias a la campaña, en redes sociales, Yo También Busco a Roy.

 

En la mañana del 11 de enero, varios familiares de personas desaparecidas y amigos que han acompañado a Letty en su búsqueda se congregaron en un emotivo evento para marcar los 2 años. Son parte de una de las historias más dolorosas de la violencia de estos tiempos. A través del dolor y el desasosiego por la injusticia rampante, aunado al de sus pérdidas, confrontan con la claridad de sus búsquedas al poder y han logrado seguir de pie.

 

“Me sigo viendo como la mamá de Roy, pero ahorita veo que esto que está sucediendo, este apoyo, es simplemente por el trabajo que hemos estado haciendo durante este tiempo… Roy está más presente que nunca, aun en la ausencia”.

 

 

Yo Busco a Roy

 

La campaña iniciada en redes sociales Yo Busco a Roy o Yo También Busco a Roy fue una de las acciones para conmemorar 2 años de la desaparición de Roy Rivera Hidalgo. Es una campaña dirigida a todos los desaparecidos y los familiares que estén dispuestos a unirse a la causa de la búsqueda de sus seres queridos.

 

A esta campaña por Roy se suma la restauración de un mural afuera de la casa de la que fue arrebatado de su familia, la charla de Alejandro Vélez con familiares de desaparecidos sobre identificación de restos, y la lectura y entrega del comunicado de prensa con las exigencias.

 

La acción de redes ha congregado a cientos de usuarios que comparten la fotografía de Roy y la frase “Yo también busco a Roy”. De igual manera, periodistas como Beatriz Patraca, radicada en Barcelona, España, y columnista de La Jornada de Oriente, dedican espacios a rememorar la fecha de su desaparición y de esta manera difundir la campaña. Los portales electrónicos Redes Quinto Poder y Nuestra Aparente Rendición (nuestraaparenterendicion.com) han sacado textos conmemorativos, que no han dejado de compartirse en Twitter y Facebook durante los días previos y durante el 11 de enero (al cierre de la edición se siguen compartiendo).

 

Pero son las fotografías de Roy, y luego la creación de memes y avatares con distintas maneras de apropiarse de la frase “yo busco a Roy”, las que han fluido como un río de solidaridad desde Tokio, Japón, Guadalajara y Puebla. Gracias a la red de bordadores por la paz se han difundido mensajes que invitan a que la gente conozca la búsqueda de Letty: “En Tokio también hay gente que quiere a Roy de vuelta en casa” o “En Jalisco buscamos a Roy”. La carta que escribió Richi a su hermano ha recibido vasta difusión, vía Facebook y luego a través de Nuestra Aparente Rendición.

 

El trabajo de construcción de redes de Letty Hidalgo y FUNDENL es notable, pero la campaña hace pensar que lo que se ha cimentado en torno a Roy, puede conquistarse para otras víctimas de desaparición. Es, quizá, un genuino faro de esperanza dentro del pesar.

 

 

FUNDENL en las redes sociales:

 

Facebook: Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León

 

Twitter: @FUNDENL

 

 

 

 

 

 

 

 
Contralínea Nuevo León/ Enero 2013

VIDEOS

 

 

 

BÚSQUEDA

Escribe el tema o autor que buscas en nuestro archivo.


 

 

 

 

   

MAPAS DE CONTRALÍNEA:

     
Buzón

CONTRALÍNEA EN LOS ESTADOS

 
Coahuila
 
Durango
 
Guerrero
 
Nuevo León
 
Tamaulipas
 
    Portada Contralínea